Agua caliente sanitaria por acumulación

El agua caliente sanitaria puede preparase de diferentes formas y una de ellas es por acumulación. Si necesitas esta clase para tu vivienda o local, debes contar con una firma especializada en sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria Tenerife para proporcionarte los mejores resultados.

¿Cómo se prepara el agua caliente sanitaria por acumulación?

El agua se calienta en un depósito acumulador gracias a una caldera exterior y en las instalaciones más modernas con otra energía, como la solar. De esta forma, se tendrá suficiente cantidad de agua. Esta clase de sistema puede preparar el agua para un único usuario, una sola vivienda o local o incluso para muchos usuarios, lo que se conoce como sistema colectivo.

En caso de que el depósito de acumulación y las conducciones cuenten con el tamaño suficiente, se puede utilizar el servicio desde muchos puntos a la vez, como una comunidad de vecinos, un hotel o un centro de salud, por ejemplo.

El agua puede acumularse a diferentes temperaturas. Cuanto mayor sea, más cantidad de calor podrá guardarse en el acumulador, donde normalmente es a una temperatura de 60 grados aproximadamente, aunque en ocasiones es recomendable subirlo hasta los 70 grados para prevenir la legionelosis.

Si las tuberías son de acero galvanizado, no hay que superarse la temperatura de 58 grados dado que a mayores temperaturas se puede producir la inversión de polaridad del zinc y deja de proporcionar protección al acero, atacándole.

Las aguas duras, cuando superan los 60 grados pueden depositar las sales disueltas en forma de carbonatos insolubles, reduciendo el rendimiento del dispositivo, por lo que para eliminarlo hay que instalar intercambiadores exteriores de placas.